10 juegos para cambiar la rutina en casa

Actividades para niños en casa.

¿Y ahora qué inventamos? Si ya no se te ocurre qué proponerles para cambiar la rutina del hogar, ideas con elementos sencillos en las que lo que se pone en juego es el tiempo dedicado a ellos. Por eso aquí van estas actividades para niños en casa.

Te compartimos esta nota que hicimos para la sección EntreMujeres del Diario Clarín pensada para las familias con bebés pequeños en tiempos de #cuarentena.
Link a la nota completa.

Si ya no se te ocurre qué proponerles para cambiar la rutina del hogar, la licenciada en psicomotricidad y educadora de masaje infantil Laura Uchitel, creadora y coordinadora del Espacio Ludilau, comparte una decena de ideas con elementos sencillos en las que lo que más se pone en juego es el tiempo dedicado, es decir, la atención plena en ellos, sin pispear el celular (¡salvo para sacar alguna foto!).

Por qué te lo recomendamos: Porque son actividades para niños en casa que ponen en juego la creatividad, la expresividad, la exploración, la sociabilización y la recreación a través del juego, el arte, la música, la literatura, los masajes, los mimos y la alegría. Actividades placenteras que abren un espacio de juego compartido para enriquecer el vínculo.

Preparar el espacio

A todos nos gusta tener tener nuestro espacio y que sea confortable para trabajar, relajar, leer o simplemente estar. A los bebés también y eso depende de nosotros, al igual que sus rutinas y rituales. Por eso recomendamos destinar un espacio y tiempo totalmente dedicados a los momentos que queremos compartir y disfrutar con ellos; puede ser un rinconcito, la habitación del niño u otro espacio.

Preparar los elementos con los niños puede ser caótico y le quita el factor sorpresa. La clave es preparar antes el espacio, para que sorprenda, y para eso el escenario lúdico tiene que estar listo para zambullirse en él, sea cual sea.

Doctor

Otro juego simbólico de alta participación. Si no hay un set de doctor, unas vendas, algodón, jeringas (sin aguja obviamente) y unos apósitos están más que bien. Despertar el interés por el otro así como lo hace una madre cuando su bebé se cae invita a entrar en esa interacción de cuidado y empatía. Puede haber una sala de espera armada previamente con algunos pacientes (animales, bebés, adultos, hermanos): algunos vendados, otros dormidos, otros llorando… ¡La vida misma!

Enriquece el juego dramático y simbólico a través de diferentes representaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *