Beneficios del Masaje Infantil

 1)    Nivel biológico y fisiológico. Estimula todas las funciones del organismo que el bebé tiene aún inmaduras (Sist. digestivo, respiratorio, circulatorio…) favoreciendo:

  • la circulación sanguínea y la termorregulación
  • la relajación y tonificación de la musculatura
  •  la disminución del dolor y el estrés
  • las defensas del organismo
  •  el sueño
  •  el  alivio de las incomodidades producidas por cólicos, estreñimiento, gases, evitando la ingestión de medicamentos o supositorios.
  • el aumento de peso al  mejorar la digestión y absorción de alimentos
  • la disminución de las conductas de irritabilidad y llanto

2)    Nivel emocional y sensorial

  • Enriquece y afianza el vínculo entre padres e hijos
  • Permite conocer con mayor profundidad a su bebé
  • El bebé se siente contenido
  • Favorece la seguridad y confianza en aquellos padres que tienen dificultades en etapas tempranas de la paternidad. Permite un acercamiento mayor del padre al sentirse también protagonista de este vínculo
  • Aumenta la conciencia de las partes del cuerpo
  • Reduce la hipersensibilidad al tacto
  • Influye en la capacidad de socialización posterior, la posibilidad de confiar en los demás y en el desarrollo de su personalidad

El masaje no solo estimula los sistemas vitales del organismo sino que provee a la mamá y al papá de un modo de comunicación que trasciende la palabra. La posibilidad de desarrollar un contacto precoz íntimo y altamente emotivo con su hijo favorece la interacción, pero fundamentalmente y más aun en el caso de bebés prematuros o padres primerizos, estimula la confianza de los padres en el niño, al no verlo ya tan frágil y la confianza en sí mismos para cuidarlo.